Fragmento-1Investigadores de todo el mundo denunciaban que muchísimos pacientes oncológicos no están recibiendo la atención que deberían por la falta de acceso a medicamentos para el cáncer y por la subida escandalosa de precios.

Andrew Hill, investigador senior del Departamento de Farmacología y Terapéutica de la Universidad de Liverpool y una de las grandes voces sobre medicamentos y acceso, denunció que entren 2011 y 2016 los precios de algunos medicamentos comunes para cáncer aumentaron en más del 1.000%.

“Fue sorprendente encontrar empresas que aumentan constantemente los precios del tratamiento del cáncer. Cinco tratamientos han mostrado incrementos de más del 100% en los últimos cinco años. En dos medicamentos, busulfán, para tratar la leucemia, y tamoxifeno, para el cáncer de mama, los precios han crecido más del 1000%. También hemos visto cómo algunas empresas se quedan con el suministro de algunos fármacos genéricos contra el cáncer y después elevan progresivamente el precio” asegura Hill.

Esta peligrosísima tendencia pone en riesgo la vida de millones de personas en todo el mundo y la sostenibilidad de los sistemas de salud de todos los países –no solo los más empobrecidos–, incapaces de asumir los altos precios de los tratamientos.