Bayer apuesta por la biotecnología en la agricultura y en la lucha contra el cáncer. La farmacéutica confirma su apuesta por la innovación en sus dos frentes de negocio: el farmacéutico, que se centrará en terapias personalizadas del cáncer, y el agrícola, con la compra de Monsanto.

El desafío en cáncer es afrontar que es una enfermedad con un fuerte componente genético. Si logramos la tecnología para encontrar las mutaciones genéticas y bloquear la proteína que se produce incorrectamente para frenar la propagación del tumor, el futuro es parar la proteína y evitar el cáncer mismo desde lo genético y estamos trabajando en ello”….. “Ese es el desafío: lograr que el cáncer sea una enfermedad crónica, algo que en algunos casos ya está pasando“, sostuvo el presidente de la división farmacéutica de Bayer.

Ante estos cambios estructurales de investigación y de negocio, la farmacéutica alemana espera mantener sus perspectivas de negocio.

Bayer cuenta con casi 120.000 empleados y cerró septiembre con unas ventas de 26.419 millones de euros (30.000 millones de dólares), un 1,1% más que en los tres primeros trimestres del año anterior. Además prevé lograr en 2017 una facturación de 51.000 millones de euros (60.000 millones de dólares).