Los “regalos” de las farmacéuticas se asocian a un mayor número y un mayor costo de las recetas (Pharma gifts associated with higher number and cost of prescriptions written) Bob Roehr . British Medical Journal, BMJ 2017;359:j4979

Según un estudio elaborado con profesionales sanitarios de Washington,  aquellos que recibieron regalos de compañías farmacéuticas, recetaron más medicamentos de marcas y más costosos para los paciente que los que no recibieron obsequios. 

Unos 2.873 profesionales  prescribieron medicamentos para pacientes cubiertos por el programa de Medicare, la parte del programa de seguro de salud federal para ciudadanos de la tercera edad que subsidia los costos de los medicamentos recetados. En 2013, un total de 1.122 (39,1%) de estos médicos recibieron obsequios de las farmacéuticas por un total de US$3,9 millones. Los obsequios recibidos en efectivo variaban desde US$7 a US$200.000.

El estudio demostró que los que recibieron los obsequios de las compañías farmacéuticas escribieron en promedio más del doble de recetas que sus pares que manifestaron no haber recibo obsequios (892 versus 389 prescripciones). Escribieron más recetas por paciente (8,8 frente a 6,5) y prescribieron medicamentos más costosos (US$135 frente a $85), lo que en parte se puede explicar por prescribir más medicamento de marca (33,5% versus 25,7%). 

También hubo una respuesta a la cantidad, en el sentido de que las personas que recibieron más de US$500 en regalos eran más propensas a escribir más recetas y más caras que aquellas que recibían menos.

“Este estudio muestra claramente que incluso pequeños obsequios cambian la práctica de la medicina”, dijo Adriane Fugh-Berman, autora principal del estudio y directora del programa PharmedOut del Centro Médico de la Universidad de Georgetown, cuyo objetivo es ofrecer pruebas basadas en evidencia y educar a los profesionales de la salud sobre las prácticas de comercialización de las empresas farmacéuticas. Fugh-Berman argumentó que incluso una ración de pizza ‘puede tener un poderoso efecto en las relaciones humanas’, y por eso deberían prohibirse todos los obsequios de la industria.